Con gran ilusión les presentamos en esta ventana al mundo, un esbozo de nuestra Fundación.

De la mano de “Quien va haciéndolo TODO”, nuestra Madre Auxiliadora, van surgiendo las iniciativas que tienen como protagonistas a tantos niños y jóvenes, destinatarios de nuestro qué hacer Salesiano, en continuidad con el gran legado de don Bosco y Maín.

Nuestro propósito se resume en uno, dar esperanza de vida a quienes sólo encuentran dificultades y obstáculos.

Esperanza conlleva ilusión y prosperidad, y desde ahí nuestro compromiso con los más desfavorecidos. La justicia social nos obliga a luchar para que nada ni nadie oprima a los más débiles, y el deber cristiano, nos obliga a llevar la luz de Cristo Resucitado a los que no la ven.

Estamos rodeados de buena gente, profesional y humanamente, que con su buen hacer, van forjando este sueño para que pueda estar presente.

GRACIAS.